jueves, 21 de agosto de 2008

Recuerdos del U. S. Open


Eduardo Bolaños


La imagen está nítida. Se lo ve a Vilas dejando pasar una pelota que se va larga y quedándose unos segundos que parecen horas, absolutamente quieto, con sus ojos fijos en el juez de línea. Este tarda unos instantes y abre su brazo derecho hacia el costado, ratificando que esa pelota (la última de la final de 1977) enviada por Jimmy Connors es mala. Allí se produce el inmenso salto de Guillermo Vilas, con sus brazos extendidos hacia el cielo, tocándolo realmente, al alcanzar la gloria y sentirse, justificadamente, como el mejor tenista del planeta, números injustos al margen.

Trece años más tarde, nuevamente un dudoso fallo nos contuvo el festejo por unos segundos. Ya sobre el cemento de Flushing Meadows y no en la arcilla de Forest Hills, Gabriela Sabatini sirve en el match point, Graf la ataca, pero su tiro pega en la faja, dejándole a la argentina la cancha libre. Su drive paralelo se estrella muy cerca de la línea (nunca sabremos si adentro o fuera, pero que importa) y también ella, como “Willy”, salta de felicidad, junto a muchos argentinos que esperábamos su merecida consagración en un Grand Slam, increíblemente el único de su maravillosa carrera.

A continuación, “Gaby” corre a la tribuna, se abraza con los integrantes de su box (familiares y entrenador) y unos minutos más tarde besa y alza la copa de campeona, que tan bien queda entre sus manos. Son imágenes, las más gratas para el tenis argentino, de este U. S. Open que se inicia el próximo lunes y que le baja el telón, como cada año, al poker de Grand Slams. Es como cuando uno recorre un álbum de fotos familiares y rescata los más lindos momentos. Allí están ellos dos, los mejores de la historia de nuestro tenis, con toda la gloria que supieron conseguir en este certamen.

Pero hay más. Alberto Mancini en su gran 1989, estuvo a un paso de los cuartos de final, pero cayó en cinco vibrantes sets ante Yannick Noah. Gabriel Markus, un hombre al que las lesiones no le permitieron desarrollar su exquisito tenis, jugó su mejor Grand Slam aquí. Fue en 1991, cuando alcanzó los octavos de final, perdiendo con Javier Sánchez.

En 1995, un casi desconocido para el mundo del tenis, Hernán Gumy, sorprende a todos, llevando a Michael Stich, número 8 del ranking, a un quinto set en la segunda rueda. La legión iba a dejar su marca. En 2001, Mariano Zabaleta jugó un gran torneo, eliminando a Grosjean, Rusedski y Malisse, para caer recién en cuartos de final ante Marat Safin.

Un joven de apenas 19 años, llamado David Nalbandián comienza a mostrar todo su potencial, dejando en el camino a Nicolás Escudé en disputados cinco parciales y perder con Kafelnikov (7ª) en cuatro sets. El propio Nalbandián, en su clásica buena racha de los años impares, tuvo un altísimo rendimiento en 2003. En tercera rueda eliminó a Philippoussis, en octavos a Federer, en cuartos a El Aynaoui, para llegar a semifinales, donde tuvo un match point ante Andy Roddick.

En ese momento, el norteamericano sacó uno de sus habituales “bombazos”, que perforaron el aire, la cancha y la ilusión de David. Dos años más tarde, nuevamente se destacó el hombre de Unquillo, pero su camino fue detenido por Federer en cuartos. Hasta esa misma instancia arribó Guillermo Coria, que llegó a sacar 5-4 en el quinto set ante Ginepri, pero fue en ese U. S. Open 2005, donde su servicio comenzó a ser el fiel reflejo de una insólita caída en su rendimiento, que se mantiene hasta hoy.

Este 2008 muestra a un nutrido pelotón de compatriotas, pero pocos de ellos con chances de arribar a la segunda semana. La gran ilusión es Juan Martín del Potro, que posee una actualidad superlativa en tenis y confianza. El cuadro ayuda a soñar. Es la última gran estación para el tenis del mundo. Para nosotros, apenas la antesala del sueño con forma de ensaladera, que nos enfrentará con Rusia sobre fines de septiembre.

3 comentarios:

eliana dijo...

pasando a saludar, muy buena la entrevista al bambi, espero visites mi blog dedicado por entero a él...saludo grande
www.uncafeconelbambi.blogspot.com

Anónimo dijo...

Otra buena nota de tenis. Que grande Vilas y Sabatini, me acuerdo del día que ella le ganó a Graf y lo de vilas lo vi en youtube. No lo tenía a Zabaleta en cuartos!!!
Buen programa ayer.
Saludos, Leo de San isidro

Lautaro dijo...

muy bueno el blog!



htto://pinchamipasion.blogspot.com/