lunes, 24 de noviembre de 2008

Un merecido segundo


Alex Caniza

Por dónde empezar a escribir con tantas sensaciones encontradas? Quién tiene la culpa…el chancho o el que le da de comer? Vamos por partes.

Me decidí a expresar estas líneas luego de ver la paupérrima conferencia de prensa donde periodistas y ajenos dejaron una vez más en claro que somos malos perdedores. Era el momento adecuado para plantearles a Luli Mancini o a Chucho Acasusso que Nalbandian era un mal educado? Entiendo que Salatino es el mejor periodista de tenis y jamás le recriminaría una apreciación de este deporte, pero en este caso le quitó más al tenis de lo que le pudo haber aportado. El mundo vio algo que debió haber quedado en una habitación de hotel o en un café. Salata va a seguir siendo el mejor periodista de tenis y Nalbandian va a seguir sin darle notas por lo tanto no fue propicio el cabaret.

Independientemente de todo lo sucedido en la conferencia de prensa, alguno cree que los jugadores preferían perder a ganar? Lamentablemente otra vez en la calle se escuchó la palabra fracaso. No es un éxito ser el segundo país del mundo en el tenis por equipos teniendo en cuenta las diferencias socio-económicas de estas latitudes? Realmente alguno cree que Acasusso no sufría en cada golpe como si le estuvieran acuchillando el alma o que Calleri y Nalbandián eligieron dejarles ganar a López y Verdasco?

Del Potro es un tema aparte. Esta joven realidad de nuestro tenis hizo simplemente lo que tenía que hacer como jugador profesional. Fue a jugar el Master porque es profesional y lo debía jugar. Y estaba en condiciones para jugar la Davis. Se lesionó como se pudo haber lesionado cualquier otro. Si no hubiese ido a Shangai y hubiese perdido su perdido, más de un mediocre hubiese dicho…”y claro, perdió porque esta falto de tenis”. Pero esos supuestos en el aire lo único que generan son comentarios negativos.

La realidad muestra que Nalbandian no es un tipo agradable, que no sumó a nivel grupal y que va a seguir siendo así, pero les pregunto: Si ustedes fueran capitán de la Davis, no lo pondrían?

Por último, a mis colegas periodistas les pido un poco de mesura, autocrítica y que de una vez por todas entendamos que la primicia no puede generar un canibalismo mediático.

1 comentario:

Mariano dijo...

No se puede creer como se nos escapo esta posibilidad, no creo que se vuelva a repetir