miércoles, 18 de junio de 2008

¿Se lo pierde?


Se abrió un interrogante de aquellos. Emanuel Ginóbili puso en duda su participación para los próximos Juegos Olímpicos que se desarrollarán en Beijing, ya que todavía no se pudo recuperar de una lesión en el tobillo izquierdo que lo aqueja desde hace unos meses cuando participaba de los playoffs con los San Antonio Spurs. El bahiense no dio tiempo aproximado para determinar su presencia, aunque fuentes ligadas al cuerpo técnico argentino, admiten que en tres semanas se sabrá la respuesta.


"Ni bien terminó la temporada me hice un estudio y me encontraron mucho líquido y un ligamento muy ensanchado. Me aplicaron una inyección con corticoides, salí de vacaciones y pensé que en diez días todo se iba a terminar. El lunes me dieron el resultado de una resonancia la cual mostró que el líquido se había ido, pero el ligamento seguía muy ancho, entre cuatro y cinco veces más de lo normal", manifestó Ginóbili, en una conferencia de prensa que brindó en un hotel de la Capital Federal.


Ante la insistencia de preguntas sobre ese tema, Manu mostró sus sensaciones: "No quiero aceptar la idea de verme más afuera que adentro. En tres semanas vuelvo y creo que en todo este tiempo voy a mejorar. Me considero parte del proceso y voy a hacer todo lo posible por estar. "No es un esguince común. Nunca me pasó algo así. Estoy a merced de lo que salga el 5 ó el 6 de julio en el estudio que me van a hacer", cerró, observando la incredulidad de los periodistas, quienes no manejaban esta información.


Nos imaginamos la cara de Sergio Hernández al enterarse de la peor novedad que podría haber recibido cuando los Juegos Olímpicos están pisando los talones en términos de fechas. Ahora simplemente quedará esperar los estudios en julio para dilucidar el grado de la lesión. Esperar y por qué no rezar.

1 comentario:

Mariano dijo...

Me parece que hasta con una pierna va a ir, pero no va a llegar d ela mejor forma, eso es preocupante, sldos!